Palabra de Dios

“Esto muestra seguramente el fracaso de la cultura en el terreno de la moral: Los nazis escuchaban música de Beethoven. Algunos era personas muy cultas; y sin embargo no cambió nada su comportamiento moral.”

“Creo que la idea de Rousseau de transferir el pecado original del hombre a la sociedad ha  errado muchos estudios sociológicos. La naturaleza del hombre no es ciertamente la del buen salvaje. El hombre nace con muchas debilidades, y frecuentemente, la sociedad las hace peor (…) Creo que el problema estriba en evaluar la cantidad de autoridad necesaria para mantener en funcionamiento la civilización. Creo que se debe vigilar al establishment y estar preparado para luchar contra él. Pero !Tampoco participo de la idea utópica de que, una vez destruidas las instituciones sociales, el hombre emergería en su bondad original! Uno de los problemas sociales más difíciles de resolver hoy es saber cómo la autoridad puede mantenerse sin llegar a ser represiva. (…) la “naranja mecánica” trata de la inmoralidad de privar a un hombre de su facultad de elegir entre el bien y el mal, aunque sea con intención de mejorar la sociedad.”

“No hay pruebas de que la violencia tenga un efecto directo sobre los actos futuros de los espectadores adultos (…) Si la violencia fuera nociva, creo que habría que señalar con el dedo en primer lugar los dibujos animados de “Tom & Jerry”, las películas de James Bond y los westerns italianos, porque presentan la violencia como algo divertido, sin ninguna consecuencia. Considerar al cine y a la televisión como un aspecto esencial de la violencia en el mundo, es ignorar sus verdaderas causas. Aunque resulte cómodo para los periódicos y los políticos y les permita eludir los verdaderos problemas.”

“Los que disfrutan de la película logran una especie de identificación con él. La hostilidad de quienes la detestan nace de su incapacidad de aceptar lo que realmente son, quizá en su ingenuidad de un falta educación o de una incapacidad  emocional para admitir ese aspecto del hombre. (…) Con el fin de mostrar la acción del gobierno en todo su horror, debía elegirse como víctima a alguien totalmente depravado (…) Si Alex no fuera la encarnación del Mal, sería muy fácil decir: “Sí, por supuesto, el gobierno está equivocado, porque no es tan malo como parece” (…) Si Alex fuera menos “malo”, la historia parecería a uno de esos westerns que aspiran a posicionarse en contra del linchamiento. “No se puede linchar a la gente porque pudiera ser que fuera inocente” cuando en su lugar sería ajustado decir “No se debe linchar a nadie.”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Humanidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s