Archivo de la categoría: Migraciones

Life choices

Six feet under - life choices

Six feet under - life choices 2

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones

Mangantes

Hoy iba en el tram, rodeado de una docena de jovenzuelos transalpinos, que nos alegraban el viaje a todos con su espíritu fiestero, cuando la tragedia comenzó: el revisor, un gordo, barriga cervecera, calvorota y gafotas, un Švejk bobalicón, entró, el muy mezquino vestido de paisano; y pidió muy amablemente, de usted, el billete a una chica de ojos etruscos ocultos tras unas gafas de pasta de D&G.

“Vaše jízdenka, prosím”

Pese a no entender ni papa de esa germanía tan complicada, y a que, lo dicho, el hombre no vestía uniforme, la muchacha inmediatamente abrió su mochilina estilo manga y sacó un billete nuevito, sin arruga ni mancha, virginal, (como ella), osea, sin ticar.

El hombre negó con la cabeza y ella se levantó. Desconcertada, se refugió en su piara de compañeros de viaje y con la prisas se sacó de la manga la primera táctica que se le ocurrió: hacerse la sueca. “Ma che? non comprendo niente” Evidentemente no funciona si has contestado en la lengua de Petrarca. “Prego, bigliette convalidato.” Vaya! un revisor políglota, lo que les faltaba.

Segunda táctica: La bambina explicaba sin pausa alguna, zapeando entre el italiano y el inglés, que por supuesto era un malentendido. Ella, nos prometió a todos en viva voz y agitando sus mangas de arriba a abajo, que iba a ticar, pero que le faltó el tiempo. Pero vamos, hombre, si acaba de entrar! Sólo le dio tiempo a buscar un asiento, y sentarse sobre él y rebuscar en su mochila menuda, que la pobre lo tenía manga por hombro, su iPhone.

 “Settecento korun, o dovrà scendere dal tram”

 Por Dios! Habrase visto. Ponerle una multa de 28 euros a la chiquilla. Seguro que si fuera bohemia tendría más manga ancha. Racista! Si sólo es un niña. Pero, Señor, mire sus ojos oscuros y cristalinos como la pantalla de su smartphone ¿Cómo va ser capaz de mangar algo?

Sí así es como esperan los praguenses fomentar el turismo, bien harían en aprender de nosotros que de eso sabemos un cuanto ¿Acaso las playas de la Manga no les reciben a ustedes alegres y soleadas, y les consentimos a sus mujeres emborracharse como ménades y prostituirse por un cubata a cuenta de un pagafantas patrio? Pagan once italianos ¿y acaso no va invitar ni si quiera a una? Con todas estas excusas en nuestras tierras del Sur la ragazza ya lo tendría comiendo de su mano (essendo nella manica) pero no fue el caso.

Por entonces, ya no pude seguir la conversación, pues la manada rodeo a la donna, y el frío revisa-papeles, que por su cabezonería demostró ser más corto que las mangas de un chaleco, les mandó bajar. El resto de viajeros tuvimos que despedir con melancolía a los jóvenes tripulantes que nos abandonaban en la octava parada, nelle ottavo cerchio nell’inferno di Dante.

La chica no se iba dejar mangonear así como así, se guardaba un último as en la manga: Lloró. Lloraba cual madonna (como buena virgen que era) ante su hijo muerto, manos abrazadas, rogando: Pietá! Lloró un río Po y aún así no hubo manera. El tram arranca, el viaje debe continuar sin ellos, puntualmente. Seguramente el kafkiano revisor en su insistencia se saldría con la suya. Pero también estoy seguro de que por encima de la ley se elevó el espíritu de compañerismo, y entre todos le echarían una “manica”, pondrían dinero para salvar a la damisela en apuros de sus deudas con el tacaño servicio de transporte de Praga, y se despidirían del viejo tiquismiquis con efusivos cortes de manga. Y mientras a nosotros, a los viajeros, nos esperaba una nueva revisión en cinco minutos.

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones

Pensamientos expatriados I

“Como resultado hemos desarrollado un fino olfato para el nacionalismo que nos hace pegar un brinco cuando un amigo aplica la primera persona del plural a eventos deportivos («ganamos el mundial», «jugamos contra Perú», etc.) y no digamos cuando lo aplica a virtudes o defectos morales sea en primera o tercera persona («los chilenos somos vivos», «los vascos son brutos»…). Porque no es inocente el lenguaje que habla de las naciones como sujetos, como seres humanoides colectivos. Y es que las naciones no son personas, no son sujetos, no «piensan», no «sienten»… no «se dejan engañar» ni «sufren». Sólo las personas reales pueden hacerlo. Y cuando se personalizan comunidades imaginadas irremediablemente se escora hacia la xenofobia: si «España es así», cada individuo categorizado como español partirá en la relación con el prejuicio de «ser así» por parte de su interlocutor. Y ya sabemos la potencia de los sesgos confirmatorios. Y lo que entre personas que comparten la fantasía de «ser españoles», «ser argentinos» o «ser europeos» no tiene mayores consecuencias, cuando se socializa con aquellos a los que se identifica como parte de una fantasía alternativa (como ser bieloruso, catalán, africano o uruguayo), así no tengan ninguna, alimenta una tendencia xenófoba: se juzgará a la otra persona por el papel que, en la mitología nacionalista del que juzga, tenga el dios nacional ajeno. Papel, que obvio decir, que normalmente no será muy positivo, pues no hay imaginario nacional que no se sienta «víctima» de alguna, algunas o todas las demás naciones del puzzle con el que representa el mundo.” Aquí

Cuando nuestra hija estaba en segundo o tercero de primaria, recitó ante nuestro amigo alemán las palabras de “Rota” [un canto patriótico polaco], con la frase: “El alemán no nos va a escupir en la cara”. Como es evidente, no lo hizo de mala fe. En absoluto. Simplemente quería complacer a nuestro invitado citando el único verso que conocía sobre la germanidad. Albrecht se quedó pasmado y no llegaba a creerse que aún se enseñara eso en el colegio. Pues sí, lo hacemos. Aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones

Putos tanofílicos!

“Thanks to its innovative design Muslim women and albinos can now enjoy fun in the sun like anybody else.  Keep an eye out for the burkini at your local swimming establishment.” Aquí

Ya lo decía yo que se nos margina por nuestra carencia de melanina. Puta tanocracia!

2 comentarios

Archivado bajo Censura, Migraciones

La alegría de lo inesperado

Asociacion de Internautas: “(Los políticos) No han logrado darse cuenta de cuan lejos se han quedado de la Sociedad ni lo que realmente se les está pidiendo. Ellos sólo usan internet como un medio de comunicación más y son pocos los que saben exprimir sus posibilidades.” Aquí

La máquina Von Neumann: “Si propones medidas concretas te posicionas y si te posicionas te conviertes en partido político y pierdes tu valor. Si no propones medidas concretas no reivindicas nada, no puedes cambiar nada y, por lo tanto, pierdes tu valor. (…) Si el movimiento va concretando medidas acabará por convertirse o ser absorbido por un partido y allí se difuminará.” Aquí

Greog Kantor: “La única medida de democratizadora medianamente revolucionaria que se puede proponer es instaurar en España el sistema suizo de referéndums vinculantes por iniciativa popular. Pero al día siguiente alguien podría proponer prohibir los minaretes, restaurar la pena de muerte para los terroristas o eliminar los subsidios sociales a los extranjeros. Ustedes pagan, ustedes eligen.”

“Los jóvenes que dejaron la universidad para poner ladrillos a 1800 euros al mes no pueden quejarse de la especulación en ladrillo.” Aquí

Juan Freire: “Todos podemos ser culpables pero eso no significa la impunidad y la tabla rasa; cada actor juega un papel diferente y sus responsabilidades por tanto son distintas.”

“Un mercado manipulado en beneficio de unos pocos deja de ser un mercado. (…) la decisión de los islandeses de no pagar la deuda que sus bancos tenían con inversores británicos y holandeses se ha considerado un rechazo al capitalismo y al mercado. Yo lo entiendo de otro modo, la decisión islandesa es una apuesta radical por el capitalismo y el sistema de mercado, haciendo valer las reglas de juego básicas, y permitiendo que funcione el sistema de incentivos en que se basa. Cada inversor toma sus decisiones libremente y asume sus riesgos. Si el estado cubre esos riesgos dejamos de funcionar como un mercado.”

“La naturaleza del movimiento es diversa; muchos de los que hoy se unen en las plazas se enfrentaron en el pasado, y lo harán en el futuro, defendiendo soluciones opuestas para un mismo problema. Esa es otra grandeza de nuestra época, la capacidad de colaborar desde la diferencia en proyectos concretos. (…) Es sarcástico que los que crearon los problemas con un trabajo intenso de décadas y que ahora reconocen no tener soluciones, reclamen coherencia, programa e ideas infalibles a la ciudadanía. Su obsesión es identificar al adversario, simplificarlo a un listado de ideas o una organización para poder controlarlo. Este movimiento es más sobre el cómo hacer que sobre el qué se debe hacer.” Aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones, Urbes

La sal de la tierra

“A més, ja saps fins quin punt em rebenta que finalment un discurs sobre no sé què de l’adaptació cultural, de la convivència cultural i no sé quines coses més relacionades amb un fosc i per mi totalment distorsionat concepte de cultura, hagi acabat per escapolir les problemàtiques reals que afecten a aquesta nova classe obrera conformada per persones vingudes d’altres països més pobres, la paraula clau de les quals és senzillament explotació.”

Manuel Delgado, Antropologo

Leer artículo en español

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones