Archivo de la categoría: Urbes

Ruraleza

Paco Valverde: Entropía

Defino ruraleza como aquel paisaje, dónde antes se desarrolló actividad agrícola, que  está siendo reocupado por la flora salvaje debido al abandono del campo. Gilles Clement en su libro “El manifiesto del Tercer Paisaje” ya exploraba la idea de los espacios “residuo” dónde las plantas silvestres crecen libremente. El manifiesto es una apología de la belleza de los procesos de recuperación naturales. Sin embargo, personalmente, creo que la ruraleza representa el fracaso de la humanización la naturaleza a través del trabajo. La ruraleza es el olvido de las huertas, los campos de labranza y  los prados, los regueros y caminos; en definitiva el olvido de la cultura. La ruraleza son las ruinas de un mundo pasado e irrecuperable que se difuminan, poco a poco, sobre el fondo indómito. La ruraleza es la revancha, ganamos la batalla pero ella, la Naturaleza, ganó la guerra.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Urbes

Crisistyle

Estoy enamorado. Durante mi visita a Galicia pensé en este artículo:

Recordé el gusto por “la noble simpleza y la silenciosa grandeza” de sus casas y el gusto por los “materiales sinceros” de sus granitos dorados.

Deja un comentario

Archivado bajo Urbes

супергерой

Al paso de los tiempos

Los habitantes y turistas de Sofía pudieron por un breve periodo de tiempo sorprenderse, reírse o irritarse al ver uno de sus símbolos de su Historia y su Nación intervenido artísticamente à la Banksy, dentro del marco de revisión de los monumentos públicos del pasado totalitario. Es un acto de rebeldía profundamente irónica, una burla posmo: representando a los héroes soviéticos como superhéroes de cómic explicitan el carácter ficticio de ambos. La reacción de El Estado, cual rey al desnudo, fue la esperada. Limpiar inmediatamente la pintura ilustradora y declarar el hecho como vandálico.

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Urbes

La alegría de lo inesperado (II)

Tobogán gigante: “Trabajar con las imágenes vivas para no caer en la monumentalidad es también crear las condiciones para generar un pensamiento resistente. Todas esas imágenes están ya en multitud de almacenes compartidos, pero también en nuestra memoria, y la memoria es un espacio de lucha.” Aquí

Ángel Montiel: “Lo más sólido de este proceso es la primera parte, la que se articula expresamente como DRY, con independencia del arrastre que ha desembocado en las instalación de campamentos urbanos estables. Hasta el día de hoy, los portavoces han mantenido el discurso original, sin dejarse penetrar por influencias partidistas; siguen impertérritos a los cantos de sirena de las formaciones políticas establecidas que comparten algunos de los puntos de su manifiesto, y no se han decantado por siglas a pesar de los halagos de unos, de la iracundia contra ellos de otros y de los reclamos conciliadores, pactistas o paternalistas de casi todos. Lo más sorprendente y espléndido de todo es que la gente de Democracia Real Ya tiene perfectamente asumido el virus de la independencia.” Aquí

Portavoz de Acampadasol: “Hablamos de estos temas con nuestros amigos, en circulos cercanos, y el pasado día quince nos dimos cuenta de que todos hablabamos de lo mismo.”

Miguel Á. Hernandez-navarro: “Es curioso cómo, en la era del photoshop y la High Definition, la imagen de la revolución se produce y construye en Low-Fi. (…) Después de lo que hemos visto este mes, difícilmente podremos volver a clase y explicar la obra de Tiravanija, Hirschhorn, Orozco o cualquier otro artista del canon relacional sin ruborizarnos y dar cuenta de su esterilidad en el mundo real. Y es que lo que ha sucedido deja a los artistas a la altura del betún, y nos hace ver el discurso pseudopolítico del cierto arte avanzado como lo que realmente es, mera pose, puro discurso vacío. ” Aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Urbes

Nunca fue tan rentable la basura

Leer artículo

“Los residuos se han convertido en la principal fuente energética sueca, por delante del petróleo y del gas. Aportan más energía que las instalaciones hidráulicas y la energía nuclear juntas. (…)En Suecia, únicamente el 1% de los residuos acaba en vertederos.”

Las demandas ecologistas desde hace una década han desviado sus intereses originales fundamentados en la calidad de ambiental, la mejora de la salud y la protección de los recursos naturales hacia una explotación de la rentabilidad de las actividades derivadas de las eco-tecnologías y las industrias verdes  (eco-cosa verde en general).

En un mundo donde la rentabilidad económica es la justificación de cualquier iniciativa, la supervivencia de estos ideales tiene que estar fundamentada en su viabilidad. Concretamente, el espacio del activismo político de las viejas generaciones es el de la actividad empresarial de las nuevas generaciones.

No me refiero a la moda verde en el mundo del márquetin, que por supuesto existe, y me atrevo a señalar que es prácticamente imposible localiza producto alguno que no se haya rendido al discurso eco-friendly. Es cierto que la mayoría es pura apariencia y buenas maneras pasajeras, pero que es una prueba del triunfo de el discurso de la pureza, originalidad y naturalidad.

Tampoco me refiero a los consultores y gestores medio ambientales cuya funciones abarcan desde la optimización energética al re-ordenamiento urbano. Su campo está fomentado por las políticas medioambientales, por leyes y estándares industriales.

Quiero centrarme en los negocios basados en la producción, como  las tecnologías de generación de energías renovables o gestión y aprovechamiento de residuos. Aquellas empresas que se lanzan a ocupar nuevos nichos de negocio adquieren una ventaja sobre su competencia en forma de monopolio (¿temporal?) de tecnologías y conocimientos innovadores. Una ventaja que se traduce en la relación directa entre potencias emergentes y nuevos negocios.

Finalmente, la especulación sobre el negocio de las renovables (de cara a la ya cercana explosión de la burbuja de las renovables) desgraciadamente amenazará la continuidad de esos proyectos que realmente están reinventando nuestro medio.

Deja un comentario

Archivado bajo Urbes

Imagine Spain

“Fly Iberia to Spain, where every sport is a little bit more romantic”

Life magazine, August 28 (1970)

Deja un comentario

Archivado bajo Urbes

La alegría de lo inesperado

Asociacion de Internautas: “(Los políticos) No han logrado darse cuenta de cuan lejos se han quedado de la Sociedad ni lo que realmente se les está pidiendo. Ellos sólo usan internet como un medio de comunicación más y son pocos los que saben exprimir sus posibilidades.” Aquí

La máquina Von Neumann: “Si propones medidas concretas te posicionas y si te posicionas te conviertes en partido político y pierdes tu valor. Si no propones medidas concretas no reivindicas nada, no puedes cambiar nada y, por lo tanto, pierdes tu valor. (…) Si el movimiento va concretando medidas acabará por convertirse o ser absorbido por un partido y allí se difuminará.” Aquí

Greog Kantor: “La única medida de democratizadora medianamente revolucionaria que se puede proponer es instaurar en España el sistema suizo de referéndums vinculantes por iniciativa popular. Pero al día siguiente alguien podría proponer prohibir los minaretes, restaurar la pena de muerte para los terroristas o eliminar los subsidios sociales a los extranjeros. Ustedes pagan, ustedes eligen.”

“Los jóvenes que dejaron la universidad para poner ladrillos a 1800 euros al mes no pueden quejarse de la especulación en ladrillo.” Aquí

Juan Freire: “Todos podemos ser culpables pero eso no significa la impunidad y la tabla rasa; cada actor juega un papel diferente y sus responsabilidades por tanto son distintas.”

“Un mercado manipulado en beneficio de unos pocos deja de ser un mercado. (…) la decisión de los islandeses de no pagar la deuda que sus bancos tenían con inversores británicos y holandeses se ha considerado un rechazo al capitalismo y al mercado. Yo lo entiendo de otro modo, la decisión islandesa es una apuesta radical por el capitalismo y el sistema de mercado, haciendo valer las reglas de juego básicas, y permitiendo que funcione el sistema de incentivos en que se basa. Cada inversor toma sus decisiones libremente y asume sus riesgos. Si el estado cubre esos riesgos dejamos de funcionar como un mercado.”

“La naturaleza del movimiento es diversa; muchos de los que hoy se unen en las plazas se enfrentaron en el pasado, y lo harán en el futuro, defendiendo soluciones opuestas para un mismo problema. Esa es otra grandeza de nuestra época, la capacidad de colaborar desde la diferencia en proyectos concretos. (…) Es sarcástico que los que crearon los problemas con un trabajo intenso de décadas y que ahora reconocen no tener soluciones, reclamen coherencia, programa e ideas infalibles a la ciudadanía. Su obsesión es identificar al adversario, simplificarlo a un listado de ideas o una organización para poder controlarlo. Este movimiento es más sobre el cómo hacer que sobre el qué se debe hacer.” Aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones, Urbes